COMO CUIDAR EL CALZADO BLANCO

El calzado blanco se ha convertido en un complemento de moda indispensable en el guardarropa de cualquier hombre, actual y moderno. Debido a su luminosidad innata, cualquier rasguño o mancha será visible de inmediato, por lo que se requiere de una serie de cuidados básicos para mantener su apariencia perfecta durante mucho tiempo.

Con el uso normal tanto el cuero como el nobuk o gamuza blancos sin tratamiento alguno perderán rápidamente su aspecto original y se tornarán de color gris o amarillento.

El motivo de todo esto reside en que la piel blanca por sí misma es muy suave, ya que no ha sido sometida a proceso alguno de curtición. Cualquier contaminación en ella, el desgaste o pisadas por suelas propias o ajenas deja una huella muy notable. Para cuidar adecuadamente los zapatos blancos, recomendamos seguir los siguientes consejos:

  • Cuando compre calzado blanco, adquiera también un producto para el cuidado especial del mismo.
  • Los zapatos de cuero blanco antes del primer uso deben ser tratados con cera, o con algún spray protector para el caso de piel de nobuk. Este tratamiento los protegerá de la humedad y de la decoloración.
  • No conserve el calzado blanco sucio durante mucho tiempo, pues la suciedad irá penetrando hasta las capas más profundas y llegará a ser prácticamente imposible de retirar. Límpielos después de cada uso.
  • Para su limpieza lo mejor es contar con una crema incolora y un cepillo untador.
  • En el caso de zapatos de nobuk utilice un cepillo mixto. Un cepillo mixto es un cepillo especial para las pieles de ante y nobuk.
  • No aplique detergente directamente sobre el calzado. Use un paño o una esponja para este propósito, de lo contrario el color cambiará o aparecerán manchas.
  • Utilice un cepillo transparente para pulir y sacarle el brillo para que sus zapatos puedan permanecer brillantes y blancos por más tiempo.
  • Mantenga su calzado blanco fuera del alcance de la luz solar directa.

Instrucciones paso a paso:

Antes de limpiar el calzado blanco, quite el polvo y la suciedad con un paño suave. Humedezca una esponja o un cepillo en agua tibia con detergente o jabón neutro. Limpie cada zapato por dentro y por fuera, rellenándolos con papel y dejándolos secar al aire.

¡Ojo! No utilice periódicos y revistas, ya que la tinta de impresión podría transferirse a nuestro calzado y estropearlo.

Una vez que los zapatos blancos estén secos, pasamos a tratarlos con una crema incolora.

En casos serios de suciedad grave, utilice un detergente específico para eliminar las impurezas de la piel sin curtir. Aplíquelo de acuerdo con las instrucciones del fabricante: frote los zapatos en todas las grietas y costuras con un cepillo suave.

Consejo: Si quedaran manchas de agua en el cuero, frótelo con vaselina y déjelo reposar durante 7-8 horas, luego retire el exceso de vaselina, aplique una crema incolora y vuelva a frotar hasta que obtenga el brillo deseado.

Para las zapatillas de deporte blancas, utilizaremos champú o jabón líquido. Los cordones blancos deben reposar un par de horas en el agua tibia con un poco de lejía y después lavarse a mano.

Las zapatillas se pueden lavar en la lavadora, siguiendo estas reglas:

-Use agua tibia, no caliente.

-Asegúrese de que haya quitado los cordones.

-Use detergentes líquidos.

-Programe el modo delicado o use el programa especial “zapatos”.

-Después de lavar, deje que las zapatillas se sequen naturalmente al aire, y para que mantengan su forma introduzca un pernito de madera en su interior.

-Después del secado, coloque los cordones y aplique una crema incolora para suavizar el cuero.

Siguiendo estos consejos su calzado blanco se verá siempre nuevo y brillante, mereciendo la pena el cuidarlo adecuadamente. Siempre irá más elegante, gracias a unos zapatos blancos que le diferenciarán de la multitud.

COMO CUIDAR EL CALZADO BLANCO
5 (100%) 12 vote[s]