La Vida es Bella

Life is Beautiful. Los negocios han pasado a un segundo plano y miramos más hacia el interior de las personas, ayudando y facilitando en todos los procesos. “Teletrabajamos” desde casa al mismo tiempo que hacemos de profesores y enseñamos la lección escolar a nuestros hijos, todos los días.

Ahora nadie se sorprende que en una llamada de teléfono se escuche a tu hijo de fondo o aparezca por detrás con varios juguetes mientras mantienes una reunión a través de una vídeo llamada. Sin darnos cuenta, hemos llegado a la vida en directo, a entender que somos personas.

Mientras nos planteamos si aceptarán nuestro dinero cuando paguemos en efectivo en una tienda, la realidad nos dirige a mantener nuestras tradiciones y costumbres, a disfrutar de las pequeñas y normales cosas. Sí, normales. Cosas que antes estaban ahí y que ahora queremos que vuelvan a ser como antes.

La vida en familia y la adaptación del ser humano han hecho el resto. Compramos harina para hacer nuestro propio pan, nos inventamos juegos, hacemos carpintería y mantenemos las tradiciones locales. No sólo las mantenemos, las hacemos en nuestra propia casa y las disfrutamos como si fuera un juego. Así fabricamos felicidad y creamos un mundo maravilloso. La vida es bella.

Siempre hemos tenido un mensaje de esperanza que está en la puerta de nuestras casas. “Tutto andrà bene”, “Stay at home”, “Quédate en casa”, “Todo saldrá bien”… Empezamos a ver la sonrisa en la cara de la gente, en la cara de los niños y, poco a poco, vamos levantando la persiana de nuestra vida y vamos levantando la persiana de nuestro negocio. Esta persiana cuesta un poco más de trabajo levantarla.

Hay quien dice que no sabe qué pasará después. Viendo todo lo ocurrido hasta ahora, volveremos a lo que antes era normal, a darle un beso a nuestros padres y familiares, a abrazar a nuestros amigos, a jugar en los parques y bañarnos en la playa en verano disfrutando con toda la familia. Entre todos, hemos construido algo muy bonito.

No todos los superhéroes llevan capa. Durante todo este tiempo Masaltos.com sigue aquí, contigo, por si nos necesitas. Superaremos esta crisis gracias al tremendo equipo de trabajadores que tenemos, gracias al esfuerzo de todos ellos porque son superhéroes. Y, sobre todo, superaremos esta crisis gracias a ti, porque tú también eres un superhéroe. 

No hay que perder la sonrisa, aunque lo veamos todo cuesta arriba. La risa es la mejor vacuna, porque cada vez que nos reímos nos metemos un chute de energía que nos sube las defensas.

Antonio Fagundo

CEO de Masaltos.com